Blogia
... be different

la planificación en las aulas de lengua extranjera

la planificación en las aulas de lengua extranjera (José Manuel Vez Jeremías, Formación en Didáctica de las Lenguas Extranjeras)

"¿Quién, de entre los profesores de lenguas extranjeras, no se ha planteado alguna vez en su vida profesional el dilema de tener que elegir entre una “planificación dada”, pensada por otros, a veces muy lejanos a nosotros y a nuestro contexto educativo, y una “planificación construida” por sí mismos, ajustada a las limitaciones y a la realidad del aula en que va a ser llevada a la práctica?

Las tentaciones de seguir la primera opción las justificamos, con frecuencia, con alusiones –a veces más enmascaradas que reales- a la falta de tiempo, a las dificultades del contexto, a la carencia de recursos, etc. En realidad, todos pensamos que bajo el “disfraz” de estas justificaciones se oculta una carencia de sensibilidad hacia nuestro propio desarrollo profesional que, tal vez, tenga sus raíces en los persistentes esquemas de la racionalidad técnica en la que fuimos “instruidos” para ser profesores de lenguas extranjeras. Naturalmente, todos nos damos cuenta que una “panificación dada” posee ventajas que van mucho más allá de la simple facilidad que pueda representar seguirla sin más. Está, por regla general, bien construida: puede resultar muy sugerente en cuanto a la diversidad de recursos que incluye; e, incluso, puede haber sido evaluada muy positivamente en contextos similares al nuestro. Y esta es una buena tentación. Claro que por muchas que sean sus ventajas, una “planificación dada” no impide que, a partir de ella, cualquiera de nosotros –profesores con mayor o menor seguridad e incertidumbre en los procesos de tomas de decisiones- pueda desarrollar su propia planificación a fin de lograr una enseñanza de mayor calidad en cuanto a que somos nosotros los que mejor conocemos nuestro centro, nuestra aula, nuestra disciplina, nuestros alumnos y las limitaciones de nuestro propio estilo de enseñar. La planificación es una responsabilidad profesional a la que no podemos substraernos.
Y si hay alguien más consciente de la enorme complejidad que supone ir del curriculum en DLE –entiéndase el diseño común de la cultura escolar sobre la apropiación de las lenguas extranjeras- a la enseñanza –entiéndase la actuación singular en el aula de la lengua extranjera-, sin duda este alguien son los profesores. Una dificultad que aumenta, progresivamente, en la medida que el curriculum se configura de un modo más abierto. De ahí, la necesidad de contar con un material intermedio que se ajuste a nuestras necesidades más inmediatas –y, claro está, a las de nuestros alumnos y nuestro centro- y que sirva de puente entre la teoría y la práctica, entre el curriculum y nuestra actividad en el aula."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Anónimo -

No conozco mucho esa parte de la vida del docente, tiene razón, así que sólo le puedo comentar que oí una vez a uno decir lo de echar mano de la programación ya hecha: pero muy bajito por si le oían (entendí eso como que sabe qué es lo que no debe hacer y al mismo tiempo intenta ocultarlo).

Anónimo -

Pues será que tengo pluma, !que le vamos a hacer! Eso ya no está mal visto, neniña...
Siento decirte que tienes una idea equivocada de los profesores. Eso es parte de esa educacion para no aprender o desapredender (ya no recuerdo como era) que te dan en esa universidad tan original donde andas metida (¿pagaste tasas o es gratis?). Los de ahora mismo no solo decimos lo que pensamos sino que pensamos lo que decimos... ¿vale, Mariña? Así que... lo dejo tan clarito como el agua de rosas... Y es lo que "decimos" todos. Si lo dudas, te invito a venir a mi IES y charlar con mis compañeros. ¿Te atreves?

mariña -

Je, je! Se le ve el plumero... La mayoría de los profesores piensan de ese modo, pero no se atreven a decirlo así de claro.

Anónimo -

El señoriño ese escribe como los ángeles, pero los profesores no somos "divinos": A mi que me den las planificaciones hechas... que luego ya me encargo yo de adaptarlas. Sólo faltaba, con el curre que tenemos, tener que sacarnos una plani de la manga. Dile a ese profesor que venga a darse una vuelta por las clases de la ESO...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres