Blogia
... be different

¿Por qué y para qué las NNTT en la educación?

¿Por qué y para qué las NNTT en la educación? Proyecto I

"Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación"
Mestre, Especialidade Lingua Estranxeira
2º curso - Prácticas: Grupo 1 (lunes)

García González, Nuria
García San León, Mariña
Liñares Villardefrancos, Susana

Santiago de Compostela, 21 de octubre de 2004



¿POR QUÉ Y PARA QUÉ LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LA EDUCACIÓN?

La introducción de las nuevas tecnologías en la sociedad actual es un hecho ya constatado y, por lo tanto, una realidad que debería ser aplicada al campo educativo por los motivos que más adelante expondremos y analizaremos en este proyecto. En nuestra propia opinión y en la de muchos autores, la introducción de nuevos cambios - en este caso, los avances tecnológicos - no es fácil de aceptar en la docencia, campo en el que algunos aún vivimos anquilosados en el pasado. No son pocos los profesores reacios a modificar sus técnicas de enseñanza, ya sea por falta de preparación o bien por comodidad. Así pues, teniendo en cuenta que nuestra futura labor será la de docentes, deberemos evitar, en la medida de lo posible, caer en estos mismos errores de los que hemos sido testigos durante años. Para fundamentar nuestras ideas, partiremos de nuestro punto de vista y nos apoyaremos en las opiniones de expertos en el tema, información que hemos recabado tanto de libros como de artículos extraídos de Internet.

Por una parte, un alto porcentaje de alumnos ya está en contacto con los ordenadores fuera de las aulas, bien utilizando los “chats” o cuando se comunican por e-mail, ya que la mayor parte de ellos pertenece a la misma generación que algunas de estas nuevas tecnologías. Por ello, y ya que contamos con la ventaja de que los niños conocen el funcionamiento básico de éstas, ¿por qué no aprovechar esta circunstancia para su aplicación dentro del campo educativo? Débora Kozak señala que simplemente el hecho de que los alumnos tengan mayores destrezas con este recurso - el ordenador - ya los “predispone positivamente”, pero también deja claro que no es suficiente con esto y es necesario integrar de alguna manera las tecnologías en el currículo educativo. Así, los docentes pueden fomentar los debates, la investigación para la solución de problemas que se planteen en cualquier asignatura, etc. y, para ello, los alumnos deben dominar las herramientas de búsqueda en la web. Un ejemplo de actividades de este tipo son las “Web-Quest”.
Así mismo, para motivar a los alumnos, las tareas usando la tecnología como recurso deben de tener una serie de características entre las que destacamos como principal el hecho de que sean tareas prácticas, lo que obligará a los alumnos a mantener el control de su propio proceso de aprendizaje. R. Kozma y P. Schank mencionan una serie de características de las tareas que deben abordar los alumnos que utilicen las TICs, y que, a nuestro parecer, conseguirán incentivar la motivación:
- Las tareas deben tener cierta relación con otras tareas existentes en el mundo adulto.
- Deben ser complejas, abordables de diversas maneras y con soluciones múltiples.
- Deben tener una utilidad práctica tanto para ellos como para toda la comunidad educativa, etc...
Otro de los ámbitos en los que están presentes las TICs es el mundo laboral. Hoy en día, es impensable que cualquier empresa de mayor o menor tamaño no disponga de ordenadores para realizar diferentes funciones. Por ello, se debe intentar que las actividades escolares tengan semejanza con los procedimientos que se utilizan en el mundo laboral. A este respecto, diversos autores hablan del concepto de “andamiaje”, un soporte o base que el docente debe hacer llegar a los alumnos para que estos lo puedan desarrollar y aplicar en el futuro en otros contextos.
Por otra parte, no debemos olvidar que estamos en la Era de la Comunicación cuya sociedad es la de sociedad de la información; y así, “las redes de información abren enormes posibilidades a los intercambios comunicativos” (San Martín Alonso) . Esta ventaja beneficia a todos los miembros de la comunidad educativa, tanto a alumnos o padres como a profesores. En el caso de los primeros, pueden trabajar en grupos de investigación dentro del aula, y conectarse con otros alumnos de cualquier lugar del mundo. En este sentido, un aprovechamiento adecuado de Internet serían los “intercambios para el aprendizaje de lenguas extranjeras” . De hecho, existen proyectos de intercambios comunicativos - especialmente en el continente americano - en los que también se incluyen a padres de alumnos, profesores y expertos en determinadas materias. En el caso de los docentes, como apunta S.M. Williams , “el correo electrónico e Internet promueven conversaciones entre profesionales ubicados en lugares distantes”; muchas veces, entonces, estos nuevos medios evitarían el aislamiento de este sector, algo de lo que los profesores se suelen quejar.
Otro punto importante y del que mucha gente no se percata es del papel de las TICs como apoyo a las necesidades educativas especiales de alumnos con problemas físicos y psíquicos por un lado y de aquellos con dificultades en el aprendizaje de determinadas materias. En el caso de los primeros, algunos autores hablan de las nuevas tecnologías como instrumento pedagógico y de rehabilitación, ya que pueden lograr manejarse de manera independiente alcanzando un nivel similar al del resto. Por este motivo , las TICs fomentan la igualdad y esta idea no debe ser tenida en cuenta simplemente como una opción más, sino como una obligación ya que está contemplada en los Artículos 44 y 47, Sección 4ª “De los alumnos con necesidades educativas especiales”, Capítulo VII, Título I de la L.O.C.E. Con respecto a aquellos alumnos que tienen dificultades en la realización de tareas determinadas, el ordenador tiene una función individualizadora de la enseñanza, ya que se dirige de modo concreto a cada estudiante y tiene en cuenta sus necesidades específicas.
Quizás, lo más sorprendente de las TICs, y en concreto de Internet, es que favorecen la calidad de la enseñanza ya que posibilitan la adquisición de información actualizada y que no es posible en ningún otro medio. A esto hay que añadir, la rapidez con la que podemos conseguir todo este material.

Nuestro objetivo con todo lo expuesto hasta ahora ha sido el de intentar dar respuesta a dos interrogantes que se plantean con la aparición de las nuevas tecnologías: el porqué y el para qué o, dicho de otro modo, el sentido que tiene la aplicación de las TICs en la educación, sus motivos y funciones.
Sintetizando, nuestro análisis pretende reflejar que la correcta utilización de los ordenadores en las aulas puede mejorar considerablemente el entorno del aprendizaje.
Esta nueva herramienta está presente en la sociedad de hoy, sociedad basada en la información y en la revolución tecnológica que inevitablemente influirá en la cultura; éste es un hecho que no debe ser ignorado por los docentes y, menos aún, por los que nos estamos formando para serlo en un futuro. Es aquí donde jugamos un papel fundamental ya que debemos tener en cuenta que nuestra labor como profesores no se limita a transmitir conocimientos a los estudiantes, sino que va más allá: estamos formando a niños/as que serán los ciudadanos del mañana y su formación debe ser plena en todos los ámbitos para que puedan incorporarse y participar en un futuro en una sociedad caracterizada por la comunicación, la tecnología y la multiculturalidad.
Para esta función, los niños/as deben estar preparados y las nuevas tecnologías son una buena ayuda con la que los docentes cuentan para formar a mejores ciudadanos; ya que, como hemos comentado anteriormente, fomentan la interacción, con lo que se les está ayudando a que mantengan una actitud abierta y tolerante hacia lo diferente y que tomen conciencia de ello.
Por otro lado, como partícipes de la sociedad, los estudiantes van a tener que enfrentarse al reto de tener que tomar decisiones y que éstas sean correctas. Los ordenadores son de gran ayuda para esto en una doble dirección, como ya hemos analizado previamente: por un lado, ofrecen la oportunidad de crear tareas con unas características que posibilitan la elección. Los niños/as deben tomar las riendas de su trabajo y manejarse en él tanto de manera independiente como cooperativa, indagando, consultando, recabando información y seleccionándola con el fin de aprovechar sólo aquello que les es útil para así poder llegar hasta una solución.
La otra ventaja añadida es que este tipo de tareas son creativas , participativas y activas, con lo que se fomenta la motivación de los estudiantes que sienten una mayor predisposición para realizarlas.
Todos los niños/as tienen derecho a la educación y a que ésta sea de la mayor calidad posible. El uso de las TICs es una forma de garantizar que todos tienen esta oportunidad ya que puede dirigirse a las necesidades concretas e individuales de cada alumno, con lo que se está fomentando la igualdad entre ellos. Como futuros docentes, debemos tener en mente que cada alumno es un sujeto único, con sus dficultades y necesidades y, por lo tanto, es necesario tratarlos como seres individuales.
Para finalizar creemos que es importante señalar que la introducción de los ordenadores en la escuela no supone un riesgo para la figura del profesor. Como Bernard J. Poole reitera en su libro Tecnología Educativa y S. M. Williams en La tecnología y el aprendizaje en las aulas de las escuelas para el pensamiento, el ordenador no puede reemplazar ni sustituir al profesor, sino todo lo contrario. Es, simplemente, un recurso más, como cualquier otro aunque relativamente nuevo que está ahí como soporte y su uso de manera adecuada puede ser de gran ayuda para el docente por todas las posibilidades y ventajas que hemos analizado.

BIBLIOGRAFÍA:

- Gewerc, A. (2002). “Internet en las situaciones de Enseñanza y Aprendizaje”, Quaderns Digitals, 28. www.quadernsdigitals.net.
- Kozak, D. “Las TICs en la escuela: el proyecto Aulas en Red de la Ciudad de Buenos Aires- Argentina”. www.cities-lyon.org.
- Kozma, R. y Schank, P. (2000).Conexión con el siglo XX: La tecnología como soporte de la reforma educativa. En: C. Dedé (Ed.), Aprendiendo con tecnología. Buenos Aires. Paidós.
- Mc Clintock, R.; Streibel, M. y Vázquez Gómez, G. (1993). Comunicación, tecnología y diseños de instrucción. La construcción del conocimiento escolar y el uso de ordenadores. Madrid. CIDE.
- Pineda Godoy, E. “El uso de las nuevas tecnologías en la educación a distancia: ventajas y desventajas del uso del uso de la computadora”. www.latarea.com.
- Poole, B. J. (1999). Tecnología educativa. Madrid: Mc Graw Hill.
- Prats, M. A. “El uso de las TICs en la enseñanza”. www.educaweb.com.
- Sánchez Montoya, R. “El papel de las nuevas tecnologías en la estimulación de las inteligencias”. www.espaciologopedico.com.
- San Martín Alonso, A. (1995). La escuela de las tecnologías. Valencia: Server de publicaciones de la UVA.
- Squires, D. y MacDougall, A. (1995).Como elegir y utilizar software educativo. Madrid. Morata.
- Williams, S. M. et al. (2000). La tecnología y el aprendizaje en las aulas de las escuelas para el pensamiento. En: C. Dedé (Ed.), Aprendiendo con tecnología. Buenos Aires. Paidós.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

mariña -

Se me olvidó añadir: encantada de conocerte "en persona"...

mariña -

Muchas gracias, Débora! Me alegra que te haya gustado este espacio. Por supuesto eres bienvenida a esta reflexión colectiva.
Otro saludo,
Mariña.

Débora Kozak -

Me ha parecido muy interesante este espacio!

Enhorabuena por la reflexión y el debate.

Un afectuoso saludo desde Buenos Aires,
Débora
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres